Cine: Che, El argentino

Dirección: Steven Soderbergh.
Países:
USA, Francia y España.
Año: 2008.
Duración: 131 min.
Género: Drama.
Interpretación: Benicio del Toro (Che), Demián Bichir (Fidel Castro), Santiago Cabrera (Camilo Cienfuegos), Elvira Mínguez (Celia Sánchez), Julia Ormond, Jorge Perugorría (Joaquín), Edgar Ramírez (Ciro Redondo), Victor Rasuk (Rogelio Acevedo), Armando Riesco (Benigno), Catalina Sandino Moreno (Aleida Guevara), Rodrigo Santoro (Raúl Castro), Unax Ugalde (Pequeño Cowboy), Yul Vázquez (Alejandro Ramírez).
Guión: Peter Buchman; inspirado en “Pasajes de la guerra revolucionaria” de Ernesto “Che” Guevara.
Producción: Laura Bickford y Benicio del Toro.
Música: Alberto Iglesias.
Fotografía:
Peter Andrews.
Montaje: Pablo Zumárraga.
Diseño de producción: Antxón Gómez.
Vestuario: Bina Daigeler.
Estreno en España: 5 Septiembre 2008.

Sinopsis: En 1952, el general Fulgencio Batista orquestó un golpe de estado en Cuba, tomó el control del gobierno del país y suspendió las elecciones. Su corrupta dictadura estaba respaldada por un ejército de 40.000 hombres, pero un joven abogado llamado Fidel Castro intentó incitar a la rebelión popular asaltando el cuartel Moncada el 26 de julio de 1953. El ataque no tuvo éxito y Castro pasó dos años en la cárcel antes de ir al exilio en México. Entre tanto, un joven idealista argentino llamado Ernesto Guevara se había involucrado en la actividad política de Guatemala. En 1954, cuando el gobierno legítimo de Jacobo Álvarez fue depuesto por una operación militar organizada por la CIA, Guevara escapó a México. Un conocido de Guatemala le puso en contacto con un grupo de revolucionarios cubanos en el exilio. El 13 de julio de 1955 tuvo lugar un evento silencioso pero con grandes repercusiones en la historia de la Revolución Cubana. En un humilde apartamento de la ciudad de México, se conocieron Ernesto Guevara y Fidel Castro, presentados por Raúl Castro, el hermano pequeño de Fidel. Guevara se alistó inmediatamente en una misión de guerrilla destinada a derrocar al dictador cubano. Los cubanos apodaron al joven rebelde “Che”, una conocida expresión argentina. El 26 de noviembre de 1956, Fidel Castro navegó a Cuba con ochenta rebeldes, de los que sólo sobrevivieron doce. Uno de ellos era el Che, que se había unido al grupo como médico acompañante. El Che se familiarizó rápidamente con el arte de la guerra de guerrillas y demostró ser un combatiente indispensable. Se lanzó de lleno al conflicto y recibió el apoyo de sus camaradas y del pueblo cubano. La película termina en los albores del Año Nuevo de 1959, con el Che celebrando la victoria revolucionaria en Santa Clara. Los rebeldes habían derrocado a Batista.

Crítica propia:

Che, el argentino, es una película documental sobre la vida del Che Guevara y una muestra pura de historia de dos horas y algo de duración.

Para la gente que vaya a ver como su mito es mito que no vaya, es una película cuidada al milímetro en torno a la figura de Ernesto Guevara, el personal y persona. Es más, el propio Fidel, cabecilla por así decirlo de toda la revolución aparece en contadas ocasiones durante el metraje.

La película tiene una estructura muy interesante que yo no sabía que seria así, basándose en saltos temporales de adelante a atrás. De la convención de la ONU de 1963 hacia la sierra cubana. El plan es, el Che habla en la ONU sobre el tema X y esa frase, sentencia, pregunta se resuelve con la escena basada en la vida del Che dentro de la sierra cubana. No sé si me entendéis, pero es interesante, al menos para mí.

¿Parcial? Siendo objetivos no, no es parcial la película, porque cuenta tal cual lo que fue el che, un revolucionario, un intelectual, medico, humano y si, guerrillero. Se dan las dos caras del che, la cara mala de mal llamado asesino al mandar ejecuciones de sus propios guerrilleros (todo está en el porqué) y la cara buena humilde y humana del che, respetando al pueblo cubano como máxima de su revolución e instruyendo a la gente para mejorar.

¿Se saca algo en claro de esta película?, no sé, yo lo tengo claro, siempre habrá una potencia que todos sabemos quien es, que manejara todo y cuando digo todo es TODO, camparan a sus anchas por el mundo como lo hacen hoy día casi 50 años después de la revolución y aun así, muchos de nosotros seguiremos con los brazos cruzados viendo como eso pasa.

Esperemos que en algún momento del siglo XXI aparezca algún “Che”, algún Camilo o algún Fidel en algún país de este mundo, y le diga a los EUA, “Quieto parao, que lo mío es mío y tú no eres nadie para meter la nariz aquí”.

En fin… una película basada en la figura personal del Che, con un contexto político muy fuerte, y una crítica feroz a los estados unidos de América, hecha por dos estadounidenses. ¿Tiempos de cambio? No, simplemente un guerrillero loco.

¡Hasta la victoria siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s