Utopía

“Aunque le pueda parecer ridículo, un revolucionario verdadero esta guiado por grandes sentimientos de amor, amor a la humanidad, amor a la justicia y a la verdad.”

Esas son las palabras de un revolucionario de verdad, de un ídolo de masas, de un mito, de una creencia, de un ser humano, de una cualidad, de una cantidad, de un corazón y de una historia, la historia que muchos que muchos de nosotros no podremos contar, porque no sabemos cómo o cuando deberemos luchar por el amor, el amor a la humanidad, al prójimo, el amor a la justicia y el amor a la verdad, la historia del gran Che Guevara.

Estos días mi vida anda un poco “ploff” que no “choff” en términos genéricos. No estoy triste, solo contrariado y con miedo, con ganas de cambiar el mundo pero con miedo a que el amor por cambiar a la humanidad y a mí mismo sea perjudicial para todos. Creo que he encontrado lo que en el diccionario se conoce como Utopía.

Una mezcla de miedo, un gran barranco y un gran vacío debajo, hay tres opciones, saltar al vacío e intentar luchar por esa utopía, por cambiar la humanidad y por ser mejores personas; bajar por la pared del barranco, con miedo a caer, luchando da a día, moviendo mentes y haciendo mejores hombres y mujeres o escoger la vía siempre fácil, de ser como los demás, de no creer en lo imposible, de no creer en un mundo mejor, de ser un conformista.

Creo que me quemo por dentro al ver gente tan parada en el tercer paso, en ese que hasta yo a veces me atribuyo, miedo y desconocimiento es la palabra, miedo una vez más al no saber qué hacer, miedo a la corrupción, miedo al propio miedo y miedo al que será de nosotros.

Sueno apocalíptico, pero haciendo memoria de lo que el gran Ernesto Guevara de la Serna quería para este mundo, desde la materia económica hasta el cuidado de la madre tierra, me doy cuenta de que al final el tiempo da la razón a la persona que la tiene, ya que mucho de lo que él quería cambiar y no pudo por culpa de su asesinato, es lo que hoy día nos está matando a nosotros. El fin de todos los días y los tiempos vendrá por culpa del desamor a la humanidad, amando el poder: el desamor a la justicia, amando la corrupción y el desamor a la verdad, amando la mentira, dejaremos de ser personas y nos convirtamos en animales, cuando lo que nos diferenciaba de los animales que es la conciencia y la razón pase a un segundo plano, prevaleciendo la nunca menos controvertida Selección Natural, que… como no también estará amañada por los humanos.

“Un pueblo que no sabe leer y escribir es un pueblo que es fácil de engañar”

Otra frase hecha por Ernesto Guevara de la Serna, otro ejemplo de lo que la gente nos hace ver a favor suyo. No saber y no escribir tiene como consecuencia la ignorancia, y a un ignorante ya sea buena persona o mala, se le puede engañar. Hoy día la gente estudia y saben leer y escribir, pero no se han librado de la ignorancia.

Como decía Steven Soderbergh, a Fidel Castro se le martiriza y se le crucifica en muchos países por lo que ha hecho, pero lo que nadie dice es que no se sabe nada sobre la verdadera figura del Fidel Revolucionario, del Fidel estudiante de derecho que tomo la Habana en aquel primero de Enero de 1959, simplemente no interesa ver que algo de espíritu revolucionario, puede hacer cambiar algo, por pequeño que sea, y a los que no les interesaba era a los políticos a los Yankees como los llaman los Cubanos, a esos que tienen que vender lo contrario como malo en beneficio propio (Fulgencio Batista era la putita de USA en la isla antes de caer derrocado).

En este caso como he dicho antes, el pueblo sabe escribir y leer, pero es ignorante porque no aprovecha esa habilidad para poder expresarse o enterarse de las cosas. Y eso es aprovechado por el estado, políticos y gobernantes para poder mermar las mentes revolucionarias a base de mala (que no falsa) propaganda y a base de artimañas bloqueantes.

Es un ejemplo más que claro el que he querido poner con USA y Cuba, no es tanto lo que digan los medios de comunicación como lo que se viva in situ, la verdadera situación y todos los factores que a ello implica.

Esta circunstancia también la veo en muchos sitios, en la televisión con el chismorreo, en los propios informativos, en la gente y vida social, que no es a la fuerza algo malo, pero si algo desmoralizante ya que ves como lo humano poco a poco se va alienando y no es posible disfrutar ni expresar los sentimientos más humanos de una persona, aquellos que son los que nos dan la facultad de ser personas, los que nos mueven a usar la facultad de pensar y de razonar.

Por favor, desde aquí pido, sed humanos, pensad, razonar y no os dejéis guiar por falsas apariencias. Simplemente guiaros por como os sintáis y veáis en ese momento. Respeto y amor al prójimo.

E aquí la Utopía.

Y si… aunque me siento muy bien expresando esto en estas líneas, me siento triste, ¿servirá de algo?, ¿Mermara esto el poco espíritu revolucionario que queda en mi?, ¿Os habré hecho pensar un poco?

Una respuesta a “Utopía

  1. Entré aquí por casualidad, me pierdo bastante en este universo cibernético, saltando de un sititio a otro y sin saber muy bien donde estoy, pero me ha gustado mucho tu argumentación, esas dos frases también me impactaron, especialmente la primera, que leí hace mucho tiempo en una entrevista y de alguna manera ha planeado siempre sobre mi conciencia.
    Se han dicho muchas cosas sobre Ernesto Guevara, pero creo que fue Eduardo Galeano el que mejor lo definió “Hizo lo que dijo, dijo lo que pensó”, para una sociedad de hipócritas eso suele ser imperdonable. Siempre he intentado mantener viva la utopía a lo largo de los años y también el idealismo que me ha llevado a comprometerme con mi comunidad y hacerla avanzar hacia proyectos sociales y comunitarios. Sin ser consciente de ello mi ejemplo fue el Che. Después de ver la película revisé muchos de sus escritos, de sus tesis y reflexiones. Hacía mucho tiempo que no las leía y he podido comprender que, aunque le discutiría algunas cosas, he sido siempre su método porque Ernesto Guevara conjugó mejor que nadie dos elementos indispensables para llevar adelante cualquier idea: pensamiento y acción. Retomar su legado con la perspectiva de los años y de la madurez está resultando toda una experiencia, porque tengo la fortuna de contar con un maestro cuyas tesis siguen tan vigentes como en los días de Sierra Maestra.
    Hasta la victoria siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s