Cine: El juego del amor (2007)

Dirección: Robert Benton.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 102 min.
Género: Drama.
Interpretación: Morgan Freeman (Harry Stevenson), Greg Kinnear (Bradley),  Radha Mitchell (Diana), Alexa Davalos (Chloe), Fred Ward (Bat), Billy Burke (David), Selma Blair (Kathryn), Toby Hemingway (Oscar), Jane Alexander (Esther), Stana Katic (Jenny).
Guión: Allison Burnett; basado en la novela de Charles Baxter.
Producción: Tom Rosenberg, Gary Lucchesi y Richard S. Wright.
Música: Stephen Trask.
Fotografía:
Kramer Morgenthau.
Montaje: Andrew Mondshein.
Diseño de producción: Missy Stewart.
Vestuario: Renee Ehrlich Kalfus.
Estreno en USA: 28 Septiembre 2007.
Estreno en España: 16 Noviembre 2007.

En una cafetería de una comunidad estrechamente unida de Oregón, el profesor local y escritor Harry Stevenson (Morgan Freeman) percibe cómo el amor causa problemas entre los residentes de la localidad. Harry contempla sobrecogido cómo el amor mistifica, ata, devasta, inspira, pide sin razón y modela la vida de todos los que le rodean, incluido él mismo. Desde el romántico propietario de la cafetería, Bradley (Greg Kinnear), que tiene la costumbre de buscar el amor en los lugares equivocados, incluyendo su mujer Kathyrn (Selma Blair); hasta la nerviosa agente inmobiliaria Diana (Radha Mitchell), que es sorprendida manteniendo una relación con un hombre casado, con quien comparte una conexión inexplicable; pasando por la bella recién llegada Chloe (Alexa Davalos), quien desafía al destino iniciando un romance con el problemático Oscar (Toby Hemingway); y pasando también por el mismo Harry, cuya adorable esposa intenta romper su muro de pena después de la muerte de un ser querido.

El juego del amor, es una película que gira en torno a la visión de su mundo de Morgan Freeman, que hace de un catedrático en excedencia de trabajo después de la muerte de su hijo, y de la cual se culpa día a día.

Intenta salir de ese atolladero viendo la vida de los demás, fijándose en esos detalles que nadie se fija, en esas pequeñas cosas que hace posible la existencia de otras personas, como si difunto hijo y que, al final siempre valen la pena, aunque la pena de la pérdida o del desamor sea larga.

Hay varias historias entrecruzadas que te dan un aspecto de “vaya putada” de la vida y un aspecto de “bueno, al fin y al cabo no es el fin del mundo”.

Si algo he sacado en claro de esa película es que al dolor hay que enfrentarse de frente y no huir de él, aunque el mismo sea insoportable, el camino hacia el, aunque no sea uno consciente, vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s