Cine: Adam (2009) ****/*****

Título: Adam
Título original: Adam
País: USA
Estreno en USA: 29/07/2009
Estreno en España: 30/10/2009
Productora: Fox Searchlight
Director: Max mayer
Guión: Max Mayer
Reparto: Hugh Dancy, Rose Byrne, Frankie Faison, Mark Linn-Baker, Amy Irving, Peter Gallagher

El amor puede ser arriesgado, desconcertante y estar lleno de los peligros provocados por errores de comunicación. Y eso, aunque uno no sea Adam, cuya vida es exactamente así. Adam es un enigmático joven que ha vivido toda su vida a cubierto de cualquier contingencia, hasta que conoce a su nueva vecina, Beth, una bella y cosmopolita joven que lo saca a rastras al mundo exterior. La inverosímil y enigmática relación revela hasta qué punto pueden dos personas pertenecientes a realidades distintas ponerse a prueba en busca de una relación extraordinaria.

Afronte esta película con varias premisas, las de que era la nueva “500 días juntos” comedia/drama pop romántico, con gente joven y música britpop & folk estadounidense. La de que tiene un 7.4 en IMDb y esta semana subió un 5411 % de popularidad, algo que no había visto en muchos años, por no decir nunca en la página.

La película trata de la relación entre Adam (Hugh Dancy) y Beth (Rose Byrne), dos jóvenes que viven en el mismo bloque de edificios en pleno Manhattan. Ella es una chica con el corazón roto por su antigua relación (en 500 días juntos es el), trabaja de forma temporal en la enseñanza y desea ser escritora (¿Quién escribe tarjetas y es arquitecto en 500 días juntos?), su vida ha sido de lo más normal. El, como dice en la película, a primera vista la gente piensa que es tonto o retrasado, se trata del síndrome de Asperger lo que le hace basar sus relaciones y su empatía con la gente en la literalidad, lo que desencadena situaciones cómicas y problemas a tiempo parcial.

La película mas allá de la relación entre los protas de la misma, nos habla de los puntos de vista de la vida. El primero y peor parado el del padre de ella Marty (Peter Gallagher) el cual ha vivido de la codicia y del poder, rodeándose de lo que sea con tal de ser algo en la vida. El segundo y mas normalizado el de su propia hija que vive en consecuencia a lo que ella quiere y a un orden establecido. Para terminar tenemos el punto de vista del protagonista, Adam, que es el más “raro” de los tres ya que la enfermedad que describen en la película le hace ser literal en todo, y a veces esa literalidad sirve para afrontar las cosas que otras personas no nos dicen o que no decimos.

Lo que he aprendido de esta película, bajo fondo de “Can’t go back now” de The Weepies (que sorprenson y que sonrisa se me ha puesto en la cara), es que tarde o temprano, lo que sea que haya allí arriba o nosotros mismos nos ponemos en nuestro lugar. A los malos con los malos, los buenos con los buenos, y los “raros” donde no se sientan raros. Todo ello revestido de un aura pop/indie romántico que apesta a algodón de azúcar. Pero hay que joderse… ¡Que viva el algodón de azúcar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s