Cine: Cisne Negro (2010) *****/*****

Película: Cisne negro.
Título original: Black swan.
Dirección: Darren Aronofsky.
País: USA.
Año: 2010.
Duración: 110 min.
Género: Drama, thriller psicológico.
Interpretación: Natalie Portman (Nina), Vincent Cassel (Thomas Leroy), Mila Kunis (Lily)
Guion: Mark Heyman, Andrés Heinz y John McLaughlin; basado en un argumento de Andrés Heinz.
Producción: Mike Medavoy, Arnold W. Messer, Brian Oliver y Scott Franklin.
Estreno en España: 18 Febrero 2011.

“Cisne negro” narra la historia de Nina, una bailarina de una compañía de ballet de la ciudad de Nueva York cuya vida, como la de todos los de su profesión, está completamente absorbida por la danza. Nina vive con su madre, Erica, una bailarina ya retirada que apoya con entusiasmo la ambición profesional de su hija. Cuando el director artístico Thomas Leroy decide sustituir a la bailarina principal en la nueva producción de la temporada, “El lago de los cisnes”, Nina es su primera elección. Pero Nina tiene competencia: una nueva bailarina, Lily, que también ha impresionado gratamente a Leroy. “El lago de los cisnes” requiere una bailarina que pueda interpretar tanto al Cisne Blanco, con inocencia y elegancia, como al Cisne Negro, que representa la astucia y la sensualidad. Nina se adecua perfectamente al papel del Cisne Blanco, pero Lily es la absoluta personificación del Cisne Negro. Mientras la rivalidad entre las dos jóvenes bailarinas va transformándose en algo más que una encrespada relación, Nina empieza a conectar con su lado más oscuro, con una temeridad tal que amenaza destruirla.

No me había resultado tan duro de ver una película en mucho tiempo como “Cisne Negro” (Darren Aronofsky, 2010), y eso que la tenía en la recamara desde hace bastante (ahora creo que demasiado), la cual encumbro a Natalie Portman este año 2011 a llevarse el Oscar a la mejor actriz principal.

Cuenta la historia de Nina, una bailarina a la que se le es dado el papel de Cisne en la obra “El lago de los Cisnes”, que narra como el cisne blanco cae en un hechizo del cual solo le podrá liberar el beso de un príncipe, siendo este engañado por el cisne negro, haciendo que el blanco se suicide.

Conociendo esta parte de la historia deberíamos conocer el “hechizo” que cae sobre Nina y como su psique particular hace de Cisne Negro que acaba traicionándola.

La primera parte de esa traición trata sobre la sexualidad de personaje, muy presente y muy importante en el desarrollo psíquico de las personas normales, la cual se ve limitada y excluida a su ámbito familiar, en el cual solo se presenta a la madre, (Barbara Hershey) como único miembro del mismo, y está a la vez ejerce un papel represor y controlador, casi obsesivo sobre su hija al representar todos sus éxitos (como madre) y sus fracasos (al ser madre tuvo que dejar el baile y culpa a la hija).

Cabe decir que esto último se ve muy reflejado en la escena donde Nina se intenta masturbar (por consejo de su profesor) y al “darse cuenta” de su alrededor encuentra a su madre dormida en su propia habitación, invadiendo así el único sitio “intimo” que se puede tener, viéndose el gesto de autoculpa y represión que realiza Nina al taparse y al murmurar “Oh Dios Mío”, lo natural pasa a un segundo plano y llamara para pedir su papel protagonista.

El segundo papel de la traición del cisne negro es el infantilismo del personaje a la hora de relacionarse con el mundo exterior, se ve muy absorta en la relación que la madre le deja tener con el mundo y consigo misma, véase la decoración de su habitación (de locos) y como no deja lugar a charla alguna cuando Lilly (Mila Kunis) visita a Nina a su casa.

Para mi este es el principal hilo de la película, como la madre influenció en todas esas trabas físicas y mentales que la protagonista tiene, intentando volcar todos sus fracasos sobre ella, sobreprotegiéndola y sobreexigiéndola para conseguir lo que nunca había tenido.

El tercer papel de la traición de su propia psique es la envidia y la perfección, la cual intenta conseguir, pero no es una perfección dinámica, sino estática y muy cerrada (fría), cosa que es todo lo contrario a la perfección que tiene Lilly y que le arenga a conseguir una y otra vez su profesor, Thomas (Vincent Cassel), el cual ve ese dinamismo fallido y esa frialdad en su falta de  sexualidad, en su necesidad sexual cosa que su madre siempre le había impedido o imposibilitado.

Estas dos realidades chocan en un amor común a su profesión bien vista por dos partes, chocando la pulcritud y el dinamismo hacen que Nina se corrompa al sentir que se traiciona asi misma y se autoculpa por todo, exteriorizando todos sus miedos en el odio hacia Lilly, que será el segundo hilo conductor o co-hilo conductor de la trama de esta película.

Muy buena película, muy intrigante y agobiante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s