Battlestar Galactica… estrella de algo más que combate

Misticismo y Religion hasta el final...

Hace cuarenta años que las doce colonias en las que se reparte la humanidad fueron atacadas por unas criaturas robóticas que desaparecieron poco después, los Cylons. Después de estas cuatro décadas de paz, estos seres robóticos que ansían ser independientes reaparecen, pero con poderes mucho más devastadores, e intenciones mucho más malignas. Ahora, han evolucionado a seres artificiales pero con componentes biológicos, y destruir la raza humana. Para ello tienen infiltradas entre las filas humanas a varios de sus androides más peligrosos.
Por fin en 2003 triunfó una nueva versión de “Galáctica”. Desde el principio se dejó claro que no era una continuación, sino una “relectura” del universo. Se presentó como una miniserie de dos episodios, y después se transformó en serie completa. Mientras que la serie clásica nos hablaba de un éxodo de humanos a través del espacio tras su derrota ante unos robots llamados cylons, con claras referencias bíblicas; la serie “Galactica 2003/04” presuponía que los cylons, creación del hombre, se había rebelado contra éste. Es más, en esta nueva versión, algunos modelos de cylon tienen aspecto de humanos, y sienten como ellos. “Galactica 2003/04” ha agradado a unos y ha provocado el rechazo de muchos fans de la serie clásica. Es cierto que la historia es, en esencia, la misma. Sin embargo existen algunos detalles que han desagradado a los aficionados de la serie original, concretamente el hecho de que varios personajes principales se hayan transformado en mujer (este es el caso de Starbuck, Boomer y Cain). También el personaje de Baltar provoca pocas simpatías, debido a su comportamiento irracional y casi de psicópata. Existen otras muchas diferencias, aunque menos evidentes: por ejemplo, el tono de la serie, muy alejado de las referencias bíblicas de la primera. También se ha eliminado el look egipcio de los uniformes de piloto de la serie clásica. Además en la nueva versión, el desarrollo de los personajes y su interacción es más profunda. A pesar de sus detractores, lo cierto es que “Galactica 2003/04” ha cosechado buenas audiencias, y críticas positivas, que la hicieron merecedora de un Premio Peabody en 2006. En Estados Unidos está emitiéndose actualmente la tercera temporada y se habla ya de una posible 4ª temporada. Además, recientemente ha surgido la noticia de una próxima telemovie. Así por fin tal vez lleguemos a saber, después de tantos años, si los herederos de Kobol conseguirán llegar a la Tierra.

Hace unos años me comí unos 88 capítulos de Perdidos (Lost) en ese himpas de tiempo que quedo entre el fin de mi año en el ciclo de grado superior y el fin de curso de mis amigos en la universidad, fueron unas dos semanas que dieron a luz lo que hoy día se conoce en mi jerga particular “Hacer la de Lost” es decir… comerte serie a base de bien. Pues bien, este verano está desbancando a aquel por completo, ocio, ocio y más ocio, al puro estilo seriefilo a la altura de freaks blogeros y podcasteros (que admiro). Me comí TODO Battlestar Galactica, Spartacus y dos temporadas de Scrubs (y ahora voy por la mitad de Fringe).

Ahora quiero comentar a grandes rasgos lo que ha supuesto para mi Battlestar Galactica, a expensas de resumir 4 años de serie en 4 semanas. Espere mucho de ella, y aunque no me dejo buen sabor de boca ante un final casi predecible paso a comentar algunos aspectos que quiero tener en cuenta.

A PARTIR DE AQUÍ SPOILERS Y OPINION PERSONAL (NO TIENES PORQUE COMPARTIRLA)

Lo primero de todo es la impregnacion religiosa que tiene la serie desde el capitulo inicial hasta el final, lo que nos hace ver que para bien o para mal, siempre versamos TODO en algo superior a nosotros, para no ser conscientes de lo que podemos haber hecho bien o mal. Papel regulador y moralista 100% de la religion, aqui impregnada por los Dioses de Kobol.

El señor Will Adama (Edward James Olmos, que en breve veremos en Dexter) y Laura Roslin (Mary McDonnell) ¿Qué piensan de la vida? Más que nada porque al cabo del tiempo, comprimiendo la serie tanto como la he comprimido yo en espacio/tiempo veo a un borracho, prepotente, autoritario que provoco todo el percance con los Cylons y que exceptuando en dos capítulos (de toda la serie) no se le ve más muestra de arrepentimiento que el mero pedo que se pilla con su lugarteniente Saul Tigh (Michael Hogan) y la señora presidenta por el mismo camino, una yonki cancerosa que tiene visiones y ve romper y caer toda su ve en un vacío inconexo, hace abuso de poder (encontrado gratuitamente).

Gaius Baltar (James Callis) pierde fuelle en la serie al igual que la nave galáctica en la última temporada, ¿Quién es?, ¿Qué es?, ¿Qué piensa?, ¿Qué papel tiene en la serie?, ¿Qué eran esas visiones que tenía con la numero seis (Tricia Helfer)? Y viceversa. Es de los poco que me da un juego amor/odio ya que entre su locura y lucidez intenta hacer “el bien” que todos haríamos alguna vez sometidos a tal presión psicológica.

El club de los cinco, Boomer (Grace Park), Saul (Michael Hogan), Boss (Aaron Douglas), Anders (Michael Trucco) y Tory (Rekha Sharma) son de lo que mas mueve la serie y los que mas juego dan puesto a que son Cylons y establecen todo tipo de relación con humanos (sin saber de su naturaleza metálica).

Y para terminar mi repaso “raro” a Battlestar Galactica hablar del heraldo de la muerte o Starbuck (Katee Sackhoff) que para mí es la gran vencida de la serie ya que por más vueltas que le he dado a los capítulos cruciales para su nomenclatura mortal, no soy capaz de entender muchos porqués de su guion. Al igual ocurre con Tom Zarek (Richard Hatch) el cual es un personaje, para mi enigmático al cual se criminaliza en la serie en favor de los dos jefazos autoritarios del Battlestar, una lástima.

Pese a la crítica, la serie en general está muy muy bien planteada, tiene algunas lagunas como todas las grandes series pero se ve que tenía un fin claro desde el principio de la misma y aunque en ocasiones (semanas, en lo original) se pudieron perder mucho ya que varían los capítulos emocionantes con dos o tres intrascendentes, la epopeya a modo de serie que se marcan con el final de la misma es digna de recordar por todos, y sobre todo en la atemporalidad de la misma, ya que los valores que instauran en la serie son los que buscamos hoy día, esos que hemos perdido y esos que al final se comentan como

“Algún día volveremos a cometer los mismos errores…”

Caprica te espera.

2 Respuestas a “Battlestar Galactica… estrella de algo más que combate

  1. Tio ,perdona que te lo diga,pero no comparto para nada tu opinion. Para mi esta es la mejor serie que se ha hecho en la ciencia ficcion, con muchisima diferencia

  2. Como dice en general esta muy bien, pero al verla de seguida, huele un poco. Es como en Fringe (alerta spoiler) en la tercera temporada es inmensa y de repente un par de capitulos huelen a relleno puro y duro, que me paso a mi, pues que al verlo de seguido se nota mucho mas el relleno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s